Crítica Un lugar donde quedarse: esperpento deliberado

Crítica Un lugar donde quedarse: esperpento deliberado

Burt (John Krasinski) y Verona (Maya Rudolph) son una joven pareja que va a tener su primer hijo. Como padres inexpertos, sienten un ataque de incertidumbre, y al mudarse los padres de John del pueblo en el que viven (Jeff Daniels y Catherine O’Hara), sienten que buena parte del apoyo que podrían tener en aquel lugar tranquilo y apacible se ha perdido y que ya no tiene sentido para ellos. Deciden salir de viaje por Norteamérica para visitar a algunos parientes y amigos y, de paso, buscar un lugar donde echar raíces para criar a su vástago. En su camino, toda una excéntrica fauna de personajes desquiciados, inestables, echados a perder y extrañamente tiernos.

Sam Mendes vuelve en Un lugar donde quedarse al tono ácido de American beauty (sobrevaloradísima, a nuestro juicio) y consigue, como siempre, bucear con intensidad y acierto en el pequeño mundo que nos rodea. Igualmente, otra de sus señas de identidad, el cariño hacia sus propios personajes, está aquí patente, y tanto Krasinski como Rudolph saben interiorizarlo y sacar partido de esa mirada del director para construir sus personajes. El problema es, sin embargo, el guión. Divertidísimo, a buen seguro, sobre el papel, el humor y la acidez de la película termina descansando innecesariamente sobre la excentricidad postiza de un montón de personajes frikis (casi todos) que vomitan sus rarezas sobre una pareja atónita que contempla las manías y chorradas sobre las que los demás han construido sus vidas, haciendo que su ataque de pánico de padres primerizos sea la más normal de las ‘taras’ que sacuden a los personajes. Así, el supuesto humor desaparece y todo queda reducido a una comicidad forzada construida sobre el esperpento gratuito y la caricatura patética, quedando los momentos de cierta ternura de la pareja principal igualmente afectados de manera que parecen formar parte de esta apología de lo raro (como sucede con las comedias de los hermanos Coen: no por gesticular más y parecer más desquicidado se es más gracioso).

La ternura es, precisamente, el punto a favor de un film que pierde efectividad en su intención de ahondar en nuestros comportamientos sociales al convertirlos en un escaparate de excentricidades que en el mejor de los casos lo vuelven increíble y, en el peor, insoportable.


Ficha de Away we go

Título: Away we go
Año: 2009
Duración: 98 minutos
País: Estados Unidos / Reino Unido
Director: Sam Mendes
Reparto: John Krasinski, Maya Rudolph, Jeff Daniels, Carmen Ejogo, Jim Gaffigan, Maggie Gyllenhaal, Josh Hamilton, Cheryl Hines, Allison Janney, Melanie Lynskey, Chris Messina, Catherine O\'Hara, Paul Schneider
Guión: Dave Eggers y Vendela Vida
Música: Alex Murdoch
Fotografía: Ellen Kuras
Producción: Focus Features / Big Beach Films / ESP / Neal Street Productions

Canal Cinissimo

Deja tu opinión